Mantos de cielo

Si tuviera los mantos bordados del cielo, tejidos del oro y la plata de la luz, Los mantos azules, oscuros y negros del cielo De la noche, de la luz y la media luz desplegaría los mantos bajo tus pies: pero siendo pobre no tengo más que mis sueños, he desplegado mis sueños bajo tus pies pisa suavemente... porque pisas mis sueños. William Butler Yeats (1865-1939), poeta, prosista y dramaturgo irlandés

De mí...para tí...de tí...para tod@s...

De Poética, de Aristóeles. Edición de de Francisco de P. Samaranch, Aguilar, 1966.

La poesía parece deber su origen, en general, a dos causas, y dos causas naturales. El imitar es connatural al hombre y se manifiesta ello desde su misma infancia —el hombre difiere precisamente de los demás animales en que es muy apto para la imitación, y es por medio de ella como adquiere sus primeros conocimientos—, y, en segundo lugar, todos los hombres experimentan placer en sus imitaciones.[...]
Al ser natural en nosotros el instinto de imitación, igual que lo son la armonía y el ritmo —ya que es evidente que los metros no son más que partes del ritmo— al comienzo los que estaban mejor dotados para ello hicieron poco a poco sus primeros progresos y nació de sus improvisaciones la poesía.

sábado, 15 de octubre de 2011

NO HE PODIDO ESTAR ... ALGUIEN ME MANTENÍA OCUPADO...



Pero sé que me han echado de menos...
...no lo duden, yo también...

ME ALEGRO DE VOLVER ... un poco...