Mantos de cielo

Si tuviera los mantos bordados del cielo, tejidos del oro y la plata de la luz, Los mantos azules, oscuros y negros del cielo De la noche, de la luz y la media luz desplegaría los mantos bajo tus pies: pero siendo pobre no tengo más que mis sueños, he desplegado mis sueños bajo tus pies pisa suavemente... porque pisas mis sueños. William Butler Yeats (1865-1939), poeta, prosista y dramaturgo irlandés

De mí...para tí...de tí...para tod@s...

De Poética, de Aristóeles. Edición de de Francisco de P. Samaranch, Aguilar, 1966.

La poesía parece deber su origen, en general, a dos causas, y dos causas naturales. El imitar es connatural al hombre y se manifiesta ello desde su misma infancia —el hombre difiere precisamente de los demás animales en que es muy apto para la imitación, y es por medio de ella como adquiere sus primeros conocimientos—, y, en segundo lugar, todos los hombres experimentan placer en sus imitaciones.[...]
Al ser natural en nosotros el instinto de imitación, igual que lo son la armonía y el ritmo —ya que es evidente que los metros no son más que partes del ritmo— al comienzo los que estaban mejor dotados para ello hicieron poco a poco sus primeros progresos y nació de sus improvisaciones la poesía.

domingo, 9 de enero de 2011

Parida por Navidad


Aunque dicen que no siempre
Eternamente escuchaba
Pues el oído me habló
Creyendo en lo que negaba.

Aquella silenciosa voz
La verdad es siempre mentira
El oro no es sino latón
El amor no necesita la vida.

Cantares son figuraciones
Angustias de la alegría
Como parte lo indivisible
Como el viento no es agonía…

La lluvia seca del día
En que con tu buena crueldad
Creíste que no creía
Lo que te fui a narrar…
Safe Creative #1012198096917

2 comentarios:

  1. Narras exaltando la contradicción.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo...amor-odio;verdad-mentiras;...muerte/vida...

    Me encanta ver lo que escucho... dormir despierto...

    Linda definición

    Abrazos/virtuales...

    ResponderEliminar